En Mediateca: Los vihuelistas del siglo XVI

Coincidiendo con el apogeo del Imperio Español, florecieron numerosos músicos. Buena parte de ellos compusieron obras para vihuela, que era similar a la guitarra y alcanzó mucha difusión. Sin embargo, acabaría siendo sustituida por ella, y ese repertorio casi por completo olvidado, o abordado con su pariente más moderna.

Aunque los musicólogos habían destacado la importancia de este legado, uno de las principales aportaciones españolas al arte sonoro, su rescate se consumó a finales del siglo XX. Fue entonces cuando, con cierto retraso, el interés por la llamada “música antigua” llegó también a este territorio, tan ignoto como difícil.

Hubo que construir réplicas a partir de los pocos instrumentos originales que se conservaban, leer con atención los tratados de la época para averiguar cómo se tañían, y recrear una tradición que parecía extinguida para siempre. A raíz de ello, hoy contamos con artistas que son capaces de devolver la vida a tan inestimable patrimonio.

Luis de Milán, Luis de Narváez, Alonso de Mudarra, Enriquez de Valderrábano, Diego Pisador, Miguel de Fuenllana y Esteban Daza dieron carta de naturaleza a la vihuela, al imprimir diversos libros de piezas a ella destinadas. En ellos actúa en funciones de solista, o es un elocuente y sutil acompañante de la voz humana.

Es difícil no quedar cautivado por la sencillez y el equilibrio de las canciones que contienen dichos libros, en buena medida estilizaciones de melodías populares. No tan accesibles, pero de gran profundidad y calidad, son las fantasías, las diferencias o variaciones, y las transcripciones de obras polifónicas. Llama poderosamente en este caso la habilidad de los autores para simular un contrapunto cuya existencia real es muy precaria.

En la fonoteca de la UN contamos con grabaciones históricas y señeras de dos de los granes artífices de esta hazaña cultural. Junto al madrileño José Miguel Moreno, hallamos a Hopkinson Smith, un estadounidense afincado en Suiza. Quien guste del discreto y delicado encanto de la guitarra, debería explorar este mundo, que tantos tesoros ocultos encierra.

Vihuelas 3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: